Remedios Caseros para la Celulitis

Si tienes celulitis y no quieres incurrir en costosos tratamientos, en este artículo encontrarás algunos remedios caseros para la celulitis que pueden ayudarte a enfrentar a la tan odiada “piel de naranja”:

Terapia de Aspiración: Frotarse en las zonas afectadas con aceite de bebé. Luego con una aspiradora de mano, darse un masaje succionador en ellas entre 4 y 5 veces por semana.

Aceite de Maiz: Mezcla una tasa de aceite de maiz, media tasa de jugo de pomelo y dos cucharaditas de tomillo seco y aplicate un masaje en las áreas afectadas. Al terminar, durante media hora cubrirse las piernas con el plástico que se utiiliza para envolver las comidas.

Mezcla de Hiedra: Prepara un plato hondo de agua caliente, un puñado de hojas de hiedra y 20 gotas de esencia de manzanilla. Pica la hiedra y ponla con la esencia de manzanilla en una gasa. Luego frotarse la zona afectada con agua caliente y un guante de crin. Secar la piel y aplicar la mezcla vendándola con la gasa y dejándola reposar entre 3 y 4 horas. Repetir este procedimiento entre 2 y 3 veces por semana.

Café: Frotar las áreas con celulitis con un guante de crin y agua hasta que la piel se torne un poco roja. Luego, tomar un puñado del residuo del café y aplicarlo con movimientos circulares. Y finalmente, limpiar la zona con agua tibia y jabón.

Cola de Caballo: Tomar tres tazas de té de cola de caballo al día. Es importante que la última sea antes de acostarse. Este es el único de los remedios caseros para la celulitis que debe ser utilizado por tiempo limitado y solamente en personas que gocen de un buen estado de salud. No es aconsejable para embarazadas, mujeres en períodos de lactancia o personas con problemas en los riñones.

Jabón de Avena y Algas Marinas: Diariamente lavarse las zonas afectadas de celulitis con un jabón de avena. Enjuagarse y lavarse nuevamente pero con un jabón de aguas marinas siempre aplicando movimientos circulares. Los primeros resultados comenzarán a notarse a la tercera semana.

Masaje de Aceite de Coco y Limón: Mezclar 6 cucharadas de aceite de coco, 2 cucharadas de aceite de limón y 1 cucharada de jugo de pomelo. Mojar un guante de crin en la solución y aplicar un masaje en forma circular, al menos tres veces por semana.

Baño de Hiedra y Toronja: Hacerse una infusión hirviendo 4 cucharadas de hojas de hiedra secas y molidas en un litro de agua por aproximadamente 20 minutos. Luego, dejar reposar la mezcla alrededor de media hora y colarla. Agregarle algunas gotitas de aceite esencial de toronja y colocar todo en una tina. Permanecer en ella 15 minutos y después hacerse un masaje en las zonas afectadas con aceite esencial de limón.

Ponche de Pepino y Miel: Licuar un pepino, con jugo de limón y una cucharada de miel. Tomarlo tres veces por día (la primera vez en ayunas, la segunda un rato antes del mediodia y la tercera a la hora de la merienda).

Papaya: Mezclar una tajada de papaya hecha puré con ¼ de cucharada de azúcar negra. Revolver los dos ingredientes hasta que se forme una pasta y aplicarse la mezcla en forma de masajes por aproximadamente 3 minutos. La acción de la papaya permite producir colágeno y eliminar las células muertas de la piel, mientras que el azúcar negro ayuda a exfoliar y a tener una piel más nueva y firme.

Crema casera con cafeina: Los granos de café molidos ayudan a redistribuir las células adiposas reduciendo la apariencia de la celulitis. Se debe mezclar una taza y media de azúcar, ¼ del café recien usado (resíduos del café conocidos como pozos) y ¾ de aceite de oliva en la taza. Luego de obtenida la mezcla, se masajean las zonas afectadas con movimientos circulares.

 Para conocer otros Remedios Caseros para la Celulitis, visita el siguiente enlace:

  

Remedios Caseros para la Celulitis.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si te gustó este artículo, te invito a que me dejes un comentario y lo compartas con alguna amiga que pienses le pueda ser de utilidad también :)