Celulitis en las Piernas; Detección y Recomendaciones

celulitis en las piernasSin importar edad, raza o nivel social, la celulitis en las piernas es un problema estético que afecta a más del 75% de las mujeres en todo el mundo.

Ya sea a rasgos leves y disimulables o hasta el punto más crítico en que este problema se puede presentar, la celulitis presenta a más de una, un problema de “belleza”, un obstáculo social que muchas mujeres se ven forzadas a superar sin mucho éxito.

A pesar de no ser considerada por muchos como una “patología” la verdad sea dicha, ya que estas expuesta a las miradas y críticas de la sociedad y por mucho tiempo tu autoestima puede ser mermada y dañada de forma significativa. Esta es una lucha que todas las mujeres debemos enfrentar tarde o temprano.

Pero ¿Qué es en sí la celulitis? Creo que todos lo sabemos o lo hemos leído. Es la acumulación de tejido adiposo (células grasas) en ciertas partes de nuestro cuerpo, independientemente de nuestra contextura física, porque si creen que las chicas “flacas” y “esbeltas” no padecen de esta complicación, pues déjenme decirles que se equivocan.

La parte que parece ser la preferida por estas células adiposas son las piernas, más precisamente los muslos y los glúteos, por ser estas zonas las de mayor concentración natural de grasa, ya que como todos sabemos el cuerpo femenino a diferencia del masculino tiene una tendencia genética para la absorción y acumulación de grasa para el desarrollo de funciones como la gestación y el período de lactancia. Entonces no es de extrañarse que con tanto tejido adiposo algunas cantidades se “descarríen” y nos lleven a lucir esa frustrante “piel de naranja” arruinándonos la salida a la playa, piscina o discoteca.

Y entonces ¿Qué hacer? ¿Como se quita la celulitis? Pues bien, es sano y recomendable comenzar por aceptar el hecho de que se tiene. En consecuencia, el primer paso es la aceptación misma y luego de ella, es muy importante verificar el grado en que la celulitis se encuentra presente en nuestro cuerpo, hecho que es fácil de determinar visualmente. Es posible que veas tu piel aparentemente normal, pero hay una prueba muy sencilla que puedes realizar para detectar las células adiposas bajo el tejido de la piel. Con ambas manos aprieta una parte de tu muslo donde exista mayor cantidad de tejido y observa si al comprimirla la apariencia cambia por la reconocible apariencia de piel de naranja, y por ende señal de celulitis. Es aconsejable repetir este proceso por toda esta área para detectar en que partes hay una mayor concentración de los tejidos adiposos, ya que algunas personas lo verán con mayor claridad en glúteos y otras en las piernas.

Cuando hayamos detectado el área de mayor problemática nos será mucho más fácil atacar a la celulitis, esto gracias al empleo de ejercicios localizados. Dependiendo del área del problema se recomienda un tipo de ejercicio diferente, siendo las sentadillas uno de los grandes favoritos, por su facilidad de poder ser realizados en casa y no tener que acudir a un gimnasio. Subir y bajar escaleras también está entre los primeros puestos elegido por los expertos. En realidad, casi cualquier movimiento que fuerce al músculo a utilizar la grasa a su alrededor como alimento para realizar diferentes actividades, nos ayudará a reducir significativamente la apariencia de piel de naranja.

Es importante recordar que estos ejercicios deben ser siempre de “fuerza” y no de tipo “cardio”. Esto es para, como dijimos, forzar al músculo a utilizar la grasa y no a quemar carbohidratos, que es lo que se hace cuando realizamos ejercicios aeróbicos.

Finalmente no debes olvidar la dieta, si realmente deseas deshacerte de esa molesta celulitis en las piernas, una correcta alimentación, sin grasas procesadas ni frituras caseras de ningún tipo te asegurará un camino seguro a un piel más tersa. Las frutas y verduras son definitivamente saludables, mientras que los azucares, las grasas y las bebidas gaseosas y/o alcohólicas deberán abandonar tu lista de compras por algún tiempo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si te gustó este artículo, te invito a que me dejes un comentario y lo compartas con alguna amiga que pienses le pueda ser de utilidad también :)