Comienza con la Operación Bikini desde la Oficina y Reduce tu Celulitis

Quedan pocos meses para la llegada del verano y ya son muchos los que empiezan con su particular “Operación bikini” para lucir el bañador en un cuerpo de escándalo. Los trabajos demasiado sedentarios nos obligan a cambiar rutinas y a comenzar a cuidarnos desde nuestro lugar de trabajo.
¿Es posible reducir kilitos desde la oficina? La respuesta es sí. Basta con hacer deporte a diario y seguir una dieta saludable. Y es que el ejercicio es básico para poder cuidar la línea pero también lo es la alimentación, que debe ser sana y variada, así como mantener unos hábitos que nos alejen del exceso de calorías y de esa vida sedentaria.

Si lo que quieres es perder ese exceso de peso, comienza ya y toma nota de unos consejos útiles para llevarlo a cabo:
Bajar de Peso
- Deja de comer fuera. Para comenzar con una dieta sana debemos dejar de ir a los comedores de empresa o buffet donde se sirve demasiada comida grasa y fritos. Puedes consultar los clasificados online gratis en internet para encontrar restaurantes vegetarianos o de comida orgánica que también sirven a domicilio y se pueden desplazar a tu lugar de trabajo. Descubrirás nuevas opciones alimenticias a la vez que te alimentas con productos sanos.

- ¡A cocinar! Sin duda la mejor recomendación para la comida diaria es la comida casera. Opta por llevarte el “tupperware” al trabajo con tus propias recetas en las que abunde la verdura y la fruta pero sin olvidar el resto de los nutrientes básicos para no tener ningún problema de salud. Y es que la comida ha de ser variada y contener de todo, eso sí, puedes reducir la cantidad y aumentar en calidad.

- El deporte, nuestro aliado. Sin la actividad física no podemos completar nuestra dieta. Aunque ya hemos destacado que la alimentación es una pieza importante dentro de la operación bikini, no lo es menos el ejercicio, ya sea de camino al trabajo o dentro de la propia oficina. Intenta andar al menos una hora al día y si puedes sustituir el auto por una bicicleta, mejor. ¡ahorrarás dinero a la vez que haces deporte!

- Descansa cada hora. Aunque hay trabajos en los que es complicado levantarse del asiento, por la carga de trabajo, siempre es recomendable estirar las piernas cada hora y así, no sólo te despejas del estrés de la oficina sino que también movilizas el cuerpo. ¡Cualquier momento es bueno para hacer ejercicio!

- Se acabó comer entre horas. Si queremos mantener la línea es fundamental evitar el picoteo entre las comidas. Destierra las patatas de bolsa o la bollería industrial. Opta por alimentos más sanos como son los frutos secos o la fruta. Los expertos aconsejan igualmente realizar cinco comidas a lo largo del día para evitar llegar con demasiada hambre a la comida o a la cena y darnos el atracón.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si te gustó este artículo, te invito a que me dejes un comentario y lo compartas con alguna amiga que pienses le pueda ser de utilidad también :)